#YOMEQUEDOENCASAHACIENDODEPORTE CNAlarcos💙💛 #NoSinMiEquipo
Individualmente somos fuertes, juntos somos invencibles #CNAlarcos💙💛 #NoSinMiEquipo #YoMeQuedoEnCasa

Estos deportistas se ejercitan estos días con ‘trabajo de seco’ alejados de su escenario habitual en la preparación.

Obligados al confinamiento en casa, los nadadores se han quedado sin piscinas para entrenar. El lugar habitual para la preparación de estos deportistas no lo tienen disponible en la cuarentena por el coronavirus y ahora todos ellos tienen que convertir los espacios posibles de sus hogares en unos gimnasios para trabajar en seco. Ejercicios de fuerza, de core, de agilidad y de cardio son fundamentales en estos momentos para intentar evitar perder mucho la forma física alejados del agua y de cara al reinicio de las competiciones. En principio, la Federación de Natación las suspendió el pasado 12 de marzo con una duración inicial de un mes, entre ellas el Campeonato de España Absoluto y Júnior que iba a ser en Sabadell del 1 al 5 de abril, a la espera de nuevas instrucciones del órgano competente.

Los nadadores y nadadoras del Club Natación Alarcos de Ciudad Real, como ejemplo, trabajan en sus casas con un plan que reciben a diario de sus entrenadores. Un trabajo los siete días de la semana, entre hora y media y dos horas, especialmente dedicado a la fuerza y a la mejora de la capacidad aeróbica. Según explica la entrenadora Patricia Pérez, algunos de ellos cuentan con material, pero otros tienen que buscarse los recursos que poseen en sus casas.

Desde el club alarquista se destaca el hecho de «quedarse en casa» ante esta situación de crisis y apunta en sus redes que «aunque nos gusta entrenar, estar con nuestr@s compañer@s, hay que atender a otras prioridades. ¡Ya falta un día menos para volver! Pero por ahora #YoMeQuedoEnCasa #FrenaLaCurva».

Lanza Digital